Escrito por el

En estos días estamos viendo muchas noticias sobre la entrada de aire polar en España, con muchos mapas y explicaciones. Pero seguro que muchas personas se preguntan qué temperaturas se van a encontrar al salir de casa. 

Lo que vamos a hacer a continuación, es mostraros con la ayuda del modelo numérico, las temperaturas que podríamos registrar en la ciudad de Madrid durante el evento. Antes de nada hay que decir que los valores están sujetos a múltiples factores que pueden variar en las próximas horas y días, pero al menos nos podemos hacer una idea del frío que podremos tener en la capital.

El modelo ECMWF nos muestra la siguiente evolución de las temperaturas en Madrid:

Cómo podemos apreciar en la gráfica, será el jueves el día que notaremos el descenso más importante de los termómetros en Madrid y previsiblemente podremos llegar durante el fin de semana hasta los -2º.

Cuando vemos un pronóstico meteorológico en un lugar concreto, tenemos que tener mucho cuidado. Lo que estamos viendo se basa en la últimas salidas de los modelos numéricos para un punto del centro de la ciudad de Madrid. Esto es lo mismo que podéis encontrar en muchas aplicaciones. Pero ojo, en la próxima actualización del modelo la posición de la masa de aire y su distribución puede variar algo. Esa pequeña variación, no supone un cambio importante en lo que respecta a los efectos del frío en la península, o si me apuras en la zona centro. Pero para ese punto concreto puede suponer variaciones significativas, sobre todo si hablamos de más de 3-4 días. 

Este es el motivo principal por el que las aplicaciones móviles suelen cambiar tanto su pronóstico. Por este motivo es tan importante el trabajo humano que hay detrás de la interpretación y seguimiento de las diferentes herramientas meteorológicas. 

En Madrid está claro que las temperaturas se van a desplomar y a mantener muy bajas por lo menos hasta el final de la semana. Es muy probable que en la capital bajemos a valores negativos. Por lo tanto jornadas puramente invernales en las que toca sacar la ropa de abrigo y puede que la manta que dejaste el pasado invierno en lo alto del armario.