Escrito por el

Oscilación Ártica

En artículos pasados ya hemos hablado de la Oscilación Ártica (AO) por sus siglas en ingles. Este indicador nos ayuda a ver la evolución de la atmósfera a largo plazo en el hemisferio norte y en este caso nos lleva tiempo avisando de los cambios que ya se están produciendo. 

Descenso de la AO que ha dado lugar a los cambios presentes en recuadro rojo y tendencia de las próximas semanas en líneas rojas.

Hace unas semanas publicamos un artículo sobre los cambios que esperábamos en nuestro país en base a la observación de los índices de AO, NAO y otros factores que romperían con el patrón de bloqueo anticiclónico y temperaturas muy superiores a lo normal, que incluso favorecieron la propagación de incendios forestales. También os hemos hablando del motivo por el que se están produciendo estos patrones tan anómalos en base al comportamiento del Jet Stream.

Hasta hace poco hemos estado bajo la influencia de los ramales ascendentes del Jet, que impulsaban masas de aire cálidas con frecuencia desde latitudes más bajas. En Estados Unidos también han estado sufriendo las consecuencias con temperaturas muy por encima del promedio e importantes incendios forestales. 

Hace poco también hicimos la reflexión de lo que sucedería si el Jet comienza a inyectarnos su ramal descendente, y esto es lo que ha comenzado a suceder. Manteniendo sus ondulaciones muy pronunciadas, ahora nos arrastra las masas de aire desde latitudes altas. 

 

En general, el descenso de los índices de AO que observamos hace unas semanas, nos venía a decir que el aire frío acumulado en el Ártico, comenzaría a descender a latitudes más bajas, lo que tiene importantes consecuencias en la dinámica atmosférica de estas áreas en las que nos encontramos nosotros. Las borrascas se forman por la interacción del aire frío con el cálido. Cuando se producen desalojos de aire frío sobre nuestras latitudes, aumenta la gestación de sistemas de bajas presiones. Las lluvias que hemos tenido en Canarias y en el sur de la península, se gestaron de esta forma. 

Vamos a verlo: 

A mediados del mes pasado estábamos con una situación de tiempo anticiclónico y un flujo de vientos desde latitudes más bajas. En Groenlandia ausencia del anticiclón térmico. 

El día 22, el aire frío desciende hasta el Atlántico y el anticiclón de Groenlandia se muestra robusto, con valores de presión muy elevados, lo que aumenta las probabilidades de que las bajas presiones se dirijan a nuestro país. Si nos fijamos dentro del recuadro rojo, vemos el aire frío e inestabilidad que desciende por su flanco sur en dirección a las Azores y posteriormente a Canarias. Las consecuencias ya las conoceis; abundantes lluvias en el archipiélago primero, y en el sur de la península posteriormente. 

En estos momentos estamos sufriendo el descenso directo de una masa de aire polar que está dejando importantes nevadas en nuestro país y que ha obligado a la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), a emitir numerosos avisos. La nieve está llegando a zonas cercanas al nivel del mar. 

Mañana numerosas regiones estarán en aviso por bajas temperaturas, incluso en zonas de la mitad sur como Andalucía. 

Bien, esto es lo que ha sucedido hasta ahora.

¿Que puede suceder en las próximas fechas?

Pues como hemos visto al comenzar el artículo, los índices de AO vuelven a marcar un claro descenso lo que nos vuelve a anticipar pulsaciones de aire frío que van a descender a zonas templadas en las próximas fechas. 

Nos vamos a fijar primero en USA:

La próxima semana se va a producir un desalojo de aire frío sobre USA. Es pronto para saber el alcance, pero parece bastante probable que se va a producir y que incluso se podría repetir en las siguientes semanas.

Este aire frío posteriormente avanza hacia en Atlántico y alimenta la formación de bajas presiones. Lo que ocurre es que parece que el anticiclón de las Azores se va a mostrar muy robusto con un posible bloqueo en el Atlántico.

Esto entra dentro del patrón del Jet Stream que venimos siguiendo desde hace tiempo. Sus pronunciadas ondulaciones amplifican los bloqueos anticiclónicos.

Las ondulaciones del Jet son las que van "moldeando" los centros de acción (borrascas y anticiclones). Si nos fijamos en lo que previsiblemente va a suceder a finales de la próxima semana, vemos como se ondula, formando un potente bloqueo en el Atlántico y canalizando una nueva descarga fría sobre la península. La curva que vemos sobre el Oeste de Europa es la que "moldea" las bajas presiones. 

Vamos a ver otro mapa que corresponde a ese mismo momento y que nos muestra la posición de las altas y bajas presiones en superficie. 

Vemos como el próximo fin de semana, volveríamos a tener una descarga de aire Polar sobre la península. Estamos hablando de una salida numérica a una semana vista, por lo que tiene poca fiabilidad. Pero la he querido colgar para ilustrar las posibles consecuencias de este nuevo descenso de los índices de AO y sobre todo, el patrón recurrente del Jet Stream y la clara tendencia a una circulación mucho más errática, ondulada y meridional. 

En próximos artículos vamos a analizar todos estos comportamientos y las posibles consecuencias para este Invierno.