Escrito por el

La próxima semana se va a restablecer la circulación zonal (Oeste a Este) sobre nuestro país, con nuevas pulsaciones de aire frío que van a gestar profundas borrascas camino del Oeste de Europa. Tal y como adelantamos el pasado día 6, las piezas se mueven para cambiar el patrón y traernos temporales Atlánticos, por lo que es muy probable que se cumpla el pronóstico. 

Los modelos ya nos enseñan en sus salidas una clara configuración de Oestes, con lluvias más repartidas y vientos que van a ganar protagonismo. Si vemos las isobaras, apreciamos lo juntas que están, lo que nos dice que los vientos van a soplar con rachas muy fuertes en amplias zonas del Atlántico norte. Estos vientos nos van a afectar, pero además van a generar un importante oleaje sobre las costas de Europa. 

Es muy pronto para saber cómo y dónde se van a desarrollar los centros ciclónicos (Borracas) y la estructura y cercanía, pero doy por seguro que la próxima semana llegarán las lluvias Atlánticas con más fuerza, sobre todo al noroeste de la península.  

Los pronósticos se están cumpliendo y estamos en la fase más cruda del invierno, con anomalías de temperaturas muy marcadas y persistentes. Ayer se ha batido con gran facilidad el récord histórico absoluto de temperatura mínima en Lanzarote, con una mínima muy por debajo del registro anterior:

El valor extremo absoluto era de y como vemos en el reporte de la AEMET, se ha batido de una forma muy holgada con 7.6º. Estos datos nos enseñan una cosa: la capacidad que están teniendo este invierno las masas de aire frío para alcanzar latitudes más bajas. Por otro lado, hace unos días hemos sabido que en Moscú se ha batido el récord histórico de nieve acumulada. No hace falta hablar del episodio de las pasadas Navidades en USA. En otros extremos tenemos temperaturas muy por encima de lo normal, incluso con récords máximos en semanas pasadas en nuestro país. Son datos de diferentes puntos del hemisferio norte que nos demuestran que algo se "cuece" a gran escala. 

Ahora vamos a fijarnos en el Atlántico norte: quiero que veáis la cantidad de aire frío que tenemos al norte de Estados Unidos y Canadá, desde donde es bombeado hacia el Atlántico en diferentes pulsaciones:

 

Comenzó a desarrollarse los últimos días de Enero y lleva desde entonces en esa zona. Esas masas de aire frío que se desprenden por el Atlántico norte, están consiguiendo alcanzar Europa conservando gran parte del frío. Al pasar por el océano lo van perdiendo al tener debajo una masa de agua con gran capacidad de retener el calor de los rayos solares.

Cuando las masas de aire se desplazan por los continentes, mantienen el frío con mayor facilidad, ya que la superficie se enfría mucho más rápido que el océano. Es uno de los motivos por los que en zonas de costa la temperatura suele ser más suave que en el interior. Pero centrándonos en el Atlántico, llama mucho la atención estos días la extensión de las masas de aire frío a latitudes bajas y la capacidad de llegar incluso con componentes del viento más zonales (Oeste a Este). El Próximo lunes día 12, según la última salida del modelo GFS, seguiremos viendo como las masas de aire frío invaden el Atlántico norte y Europa con gran facilidad. 

 

Por lo tanto, tenemos unas semanas por delante muy activas con ingredientes para ver situaciones meteorológicas extremas en España y otros puntos de Europa. 

Vamos a publicar próximamente un vídeo donde hablaremos de lo que está sucediendo, y por qué creemos que nos tenemos que acostumbrar a ver más récords de temperaturas bajas y nevadas en los próximos inviernos, formación de borrascas más extensas y explosivas, como la que afectó a USA las pasadas navidades, y mayores olas de calor y actividad tormentosa durante los veranos.