Escrito por el

Los modelos van confirmando la descarga que comenzará a inicios de la próxima semana

Seguimos viendo más indicios de que los cambios que se han producido a gran escala nos llevan a un nuevo patrón más inestable. En las últimas semanas hemos estado siguiendo la evolución de la atmósfera con el convencimiento de que ya no volveríamos al bloqueo anticiclónico perpetuo que tanto daño nos ha hecho. 

De entrada, después de las primeras lluvias en el noroeste, mañana volveremos a recibir una buena ración en Galicia, extendiéndose a otros puntos de la mitad norte principalmente. 

Posteriormente tendremos un paréntesis, a la espera de la llegada de una inyección de aire polar que nos llevará directamente al invierno, con termómetros en claro descenso y nevadas en los sistemas montañosos. Es muy pronto para seber lo cerca que se van a colocar las bajas presiones. La presión mínima central que logran alcanzar y por ende, su intensidad. Muchos matices que van a suponer grandes diferencias en las consecuencias de la entrada polar sobre España. 

Lo que está claro es que jugando con los márgenes de error de los modelos numéricos en los plazos que nos encontramos. Podemos dar casi por hecho que la descarga fría se va a producir. 

Hablar de cotas de nieve a más de 100 horas es muy arriesgado, incluso en pocas horas antes del evento es complicado afinar. Pero como se que much@s estáis deseando saber si va a nevar en cotas bajas, vamos a verlo. 

La inyección de aire frío a 850hPa no parece que vaya a ser muy importante. La inyección de humedad y precipitaciones se quedará en zonas expuestas al flujo del norte. Esto es, los sistemas montañosos más cercanos al Extremo norte. Si la borrasca se profundiza más, o se acerca a la península, las precipitaciones tendrían más capacidad para adentrase en el interior.

La cota de nieve más baja corresponderá a los pirineos, donde podría descender hasta los 400m. En otros puntos de la mitad norte sobre los 600-800m. Repito que estas cifras las doy arriesgando muchísimo y expuesto a cambios en las próximas salidas. Como decíamos ayer en el primer artículo sobre este posible episodio de frío, lo primero es ver como se colocan los centros de acción (Anticiclones y borrascas) y segundo, ver la profundidad de la borrasca y cuanto aire frío e inestabilidad es capaz de inyectar en la península. 

Lo que damos por seguro es que la próxima semana llega el frío. ¡A sacar las bufandas!