Escrito por el

Un claro ejemplo de la adaptación a un clima riguroso. Si vas a Rusia y ves venir un tren de estos ¡Apártate!