Escrito por el

En diversos artículos (Laboratorio del cambio climáticoLa montaña Rusa Meteorológica) hemos hablado del comportamiento anómalo de la corriente en chorro o Jet Stream. Una de las arterias de la circulación atmosférica que se encarga de dirigir la circulación en el hemisferio norte.

Como si de una autopista móvil se tratase, el Jet se va desplazando de Oeste a Este sin un patrón fijo, dibujando "curvas" que pueden ascender o descender de latitud. 

En esta imagen podemos ver el Jet Stream trazando la próxima semana una pronunciada curva frente a la península Ibérica.

Este patrón arrastra por el ramal descendente masas de aire frías desde latitudes altas, y masas cálidas por el ascendente. Como vemos en la imagen, España quedará en el ascendente, por lo que la próxima semana tendremos temperaturas muy superiores a lo normal. Diversos estudios apuntan a un aumento de estas ondulaciones y por ende, un aumento de los extremos y anomalías en el hemisferio norte. La pérdida de hielo marino en el ártico, y el aumento de la temperatura en el polo, pueden guardar relación con este comportamiento. 

Paradójicamente, este patrón puede dejar en el hemisferio norte, tanto profundas anomalías térmicas positivas, como negativas. 

La circulación del Jet Stream

En esta imagen podemos ver los dos tipos de circulación del Jet. En Naranja la meridional que responde a ondulaciones más acusadas del Jet.

En los movimientos más habituales del Jet podemos observar un patrón de circulación zonal (Línea roja), con menos ondulaciones, lo que confina mejor el aire frío en el polo y evita que el aire cálido ascienda y se "cuele" en el Ártico. Es decir, ni ascienden ni descienden grandes masas de aire. O por contra podemos tener un patrón de circulación más meridional (Línea naranja), que permite ascensos de masas cálidas al polo, y descensos de masas frías a latitudes medias.

Es muy comentado en invierno "cuando se calienta el polo, se enfrían las latitudes medias". Esto responde a este patrón de ondulaciones y su claro intercambio de masas entre zonas templadas y polares. 

 Las ondulaciones con su circulación meridional entran dentro de la normalidad, pero lo que venimos observando en los últimos tiempos, es un aumento en la frecuencia, pero sobre todo en la amplificación de las mismas. Según algunos estudios podría responder al aumento de la temperatura en al Ártico. Este aumento disminuye la diferencia térmica entre polo y ecuador, lo que a su vez disminuye la velocidad de la corriente en chorro, provocando un movimiento más errático y ondulado.

Esto podría suponer también un ciclo de retroalimentación, ya que a más ondulaciones, mayor inyección de aire cálido en el polo, con un aumento de la temperatura en esta zona, lo que mantiene o aumenta el patrón. 

La parte fría de estas anomalías

Por otro lado tenemos la otra cara de la "moneda". El ramal descendente del Jet que desaloja masas de aire polar sobre latitudes medias. Esta sería la parte responsable de el aumento de las nevadas récord y olas de frío en diferentes puntos del hemisferio norte durante la última década. 

Aquí tenemos que tener en cuenta otro factor: La desaparición de la cobertura de hielo marino en el ártico, deja más masa de agua al descubierto, que por un lado retiene más radiación solar y por otro aumenta la evaporación. Esta evaporación "extra" se traduce en mayores precipitaciones sobre la capa de nieve Euroasiática. La extensión de la capa de nieve en Eurasia guarda estrecha relación con el comportamiento de los patrones atmosféricos en el Hemisferio Norte durante el Invierno. Una mayor extensión aumenta las probabilidades de que tengamos pulsaciones de aire polar sobre latitudes medias por roturas del Vórtice Polar estratosférico. 

Como vemos, el complejo circuito de anomalías paradójicamente puede provocar tanto olas de calor y temperaturas elevadas, como intensas olas de frío. 

Efectos próximos en España

Durante la próxima semana en España estaremos claramente en el ramal ascendente del Jet, con pronunciadas anomalías térmicas positivas. Pero si vemos en latitudes más altas, por ejemplo Groenlandia, veremos temperaturas de hasta 20º por encima de lo normal durante varias jornadas. Sin duda un patrón que no por conocido o casi habitual deja de ser alarmante.

Mapa de anomalías a 850Hpa (1500m aprox.)

Seguiremos instalados en las anomalías positivas pero la pregunta es la siguiente: ¿Qué sucederá en España si el Jet decide trazar su ramal descendente sobre nuestro país con la misma frecuencia que el ascendente?

Si por algo se está caracterizando el cambio climático es por los cambios bruscos, el aumento de los fenómenos adversos ,Irlanda y Reino Unido ya han recibido 2 poderosos ciclones extratropicales en lo que llevamos de Otoño, pero sobre todo por dejar cortos todos los pronósticos, incluso los más pesimistas. 

En los próximos meses tendremos que estar atentos a posibles anomalías frías muy marcadas en puntos del hemisferio norte. Sin buscar una relación directa con el cambio climático, el año pasado nevó de forma intensa en dos episodios distintos en las playas del mar Mediterráneo, afectando en el último a España.